Blog de atisbonoticiosord

Tranquilidad económica? No te creo!

El alto costo de los precios de la canasta familiar, determinado por situaciones financieras, no debe ser motivo para desvirtuar la tranquilidad económica del hogar, sin embargo ocurre cuando se afrontan sus consecuencias con demagogia, superficialidad alarmista, mala fe y debilidad. 

En este momento, ante una crisis económica delimitada y sorteada con la voluntad de todos, debemos analizar sus causas y sus efectos, en fuentes responsables y serias, evitando el enfrentamiento entre sectores, que propiciaría el desbordamiento de pasiones que no trae nada nuevo. 

Si las situaciones externas e internas movilizan nuestra economía y nos plantean cuadros cambiantes, debemos adaptarnos a ellos, en la imposibilidad de trazarlos a nuestro antojo. 

Hemos de acostumbrarnos a vivir en medio de cambios financieros, un mundo sobrepoblado, regido por leyes económicas no siempre satisfactorias para las necesidades del hombre, dividido por sistemas sociales diferentes, por lo que no puede ser un mundo, con permanente tranquilidad económica.

El alto costo de los precios de la canasta familiar, determinado por situaciones financieras, no debe ser motivo para desvirtuar la tranquilidad económica del hogar, sin embargo ocurre cuando se afrontan sus consecuencias con demagogia, superficialidad alarmista, mala fe y debilidad. 

En este momento, ante una crisis económica delimitada y sorteada con la voluntad de todos, debemos analizar sus causas y sus efectos, en fuentes responsables y serias, evitando el enfrentamiento entre sectores, que propiciaría el desbordamiento de pasiones que no trae nada nuevo. 

Si las situaciones externas e internas movilizan nuestra economía y nos plantean cuadros cambiantes, debemos adaptarnos a ellos, en la imposibilidad de trazarlos a nuestro antojo. 

Hemos de acostumbrarnos a vivir en medio de cambios financieros, un mundo sobrepoblado, regido por leyes económicas no siempre satisfactorias para las necesidades del hombre, dividido por sistemas sociales diferentes, por lo que no puede ser un mundo, con permanente tranquilidad económica.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: