Blog de atisbonoticiosord

Reportaje. TRABAJO INFANTIL, UN PROBLEMA QUE NO TERMINA

Niño trabaja firendo empanadas junto a su papa


Por: Paola Batista 

 ¨Me gusta trabajar  por que cuando crezca quiero ser chef¨, este es el deseo que expresa Joan Manuel un niño de diez años de edad, vendedor de pescado del mercado productores en el municipio los Alcarrizos Santo Domingo Oeste, que día a día sale a trabajar a causa de la pobreza que se ve inmersa a su familia.

Aunque es meritorio en la escuela, se levanta a las seis de la mañana con el fin de ganar dinero para ayudar a sus padres. Esta es la realidad que viven muchos niños en los alrededores de esta zona de comerciantes, donde una cantidad se ven obligados a llevar el pan a sus casas.

El trabajo infantil es una problemática que se vive en muchos sectores de la capital, el cual excluye a niños y niñas de sus derechos y deberes de ir a la escuela, jugar, socializarse con su entorno y desarrollarse como niños normales, causándoles efectos físicos y psicológicos.

Según estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), revela que el 12,2 %, en República Dominicana de niños y niñas de 5 a 17 años trabajan y que aproximadamente el 1,2 % trabaja en el mercado de productores. Las actividades de comercio  que están vinculados estos niños son, las ventas de frutas y vegetales, las de ropas y zapatos, recogida de basura entre otras, ocupaciones que afectan su rendimiento escolar, atentan contra su seguridad e integridad y que ponen en riesgo su salud física y mental, y al mismo tiempo los priva de su infancia.


¨No lo veo mal, es bueno que el niño aprenda a trabajar desde temprano, para que tomen responsabilidad y empleen la mente¨, expresa Lewdis Ventura vendedor de fritura quien es papa de tres hijos y cada mañana se instala en una esquina de la zona con sus enceres y junto a uno de sus hijos de siete años, empieza a desarrollar su actividad.

Sin embargo, Desiree Tavares, psicóloga clínica y terapeuta familiar del Hospital Vinicio Calventi, asegura que los niños que se exponen a trabajos a temprana edad, sufren trastornos psicológicos y emocionales, y están expuestos a la desconcentración, se vuelven depresivos, son niños ansiosos y también escogen el camino del consumo de drogas y alcohol.

Dentro de los patrones que hemos seguido en las visitas  que recibe el hospital, nos dimos cuenta que la pobreza, las familias desarticularas, la falta de educación de los padres hacia los hijos y oportunidades, son la principales causas por las que el niño se ve obligado a trabajar, concluye Tavares.

Tal es el caso del niño Ángel José Candelario de nueve años, que a causa de la separación de sus padres tuvo que dejar la escuela y ponerse a deambular en los trabajos informales junto a su padre, y a pesar de que le gusta estudiar tiene que hacer esta actividad para poder subsistir.

En oposición a esto existen organizaciones nacionales e internacionales que luchan a diario para erradicar el trabajo infantil de manera sistemática en el mundo. Como es la OIT que firmo el convenio 138 con todas las naciones para abolir el trabajo infantil, en este pacto se contempla que la edad mínima de trabajo para un niño es a los 15 años, pero con la prerrogativa de que debe ser bajo criterio de protección especial que deben ser supervisados y controlados por los Ministerios de Trabajo de los diferentes países. De igual forma el Código de Trabajo dominicano en el Art. 245 estable que se prohíbe el trabajo a menores de catorce años.

En otro sentido, para Rafael Pérez presidente de la Asociación de Mercaderes de los Alcarrizos, asegura que el niño no está para trabajar, esta para ir a la escuela y exponerlo a temprana edad al trabajo le distorsiona su aprendizaje. A diario revisamos los puestos en el mercado para ver si hay niños ejerciendo alguna labor y de ser así tratamos de hablar con los padres para concientizarlos de esta problemática.

El Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (CONANI) coordina esfuerzo junto a diferentes instituciones para crear metas y brindar protección a los niños y niñas que se ven envueltos en las peores condiciones de vida, tanto sociales como de trabajo. Así mismo la campaña actual de ¨Crianza positiva: podemos hacerlo mejor¨, es una iniciativa que involucra a los padres o tutores con los hijos para mejorar la educación, crianza, comunicación y confianza con los miembros de la familia. Debido a esto en el sector de los Alcarrizos a disminuido notablemente que los niños trabajen tanto en las vías de transito como en el mercado.

¨Nuestro compromiso como institución es que en la República Dominicana se radique de manera absoluta el trabajo y explotación de los niños, porque esos niños de hoy son el futuro de mañana¨, expone Juan Ramón Sánchez, Coordinador de CONANI los Alcarrizos.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: